Enfermedades 2.0

Vivimos en contacto diario con la radiación. Móviles, ordenadores, conexiones Wi-Fi, antenas, electrodomésticos… tecnología que, si bien nos hace la vida más fácil, también puede suponer un gran riesgo para nuestra salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha levantado varias alarmas al reconocer el pasado 31 de mayo la posibilidad de que los campos electromagnéticos de radiofrecuencia sean cancerígenos. Pero de momento, el asunto queda ahí, en una posibilidad, y ni siquiera se han dado recomendaciones sobre el tiempo de uso de determinados aparatos electrónicos.

¿Tu despertador es tu propio móvil? El de muchas personas sí. Y una vez que se levantan lo meten al bolsillo y no se separan de él en todo el día. Las noticias sobre el riesgo de esterilidad en los hombres o de padecer cáncer no parecen disminuir el uso de los teléfonos. El informe Bioiniciativa Internacional (http://bioinitiative.org/) de campos electromagnéticos recoge más de 1500 estudios en los que se detallan los riesgos de móviles, Bluetooth, Wi-Fi o teléfonos inalámbricos que no sólo nos exponen al cáncer, sino también a padecer Alzheimer u otras alteraciones cerebrales.

Actualmente se calcula que entre 18 y 20 millones de europeos sufren hipersensibilidad electromagnética, una patología que aún no se reconoce plenamente pero que, sin embargo, ya es causa de incapacidad laboral. Los síntomas aún no están nada claros y pueden variar según el paciente: migrañas, agotamiento extremo, taquicardias, insomnio, pérdida de la coordinación motora, malestar general…

Por otro lado, no se pueden olvidar las enfermedades psiquiátricas relacionadas con la tecnología, como la adicción a Internet, videojuegos o redes sociales.  Una adicción que aumenta cada día más entre los menores de edad. Adicciones Digitales (http://www.adiccionesdigitales.es/) trabaja para prevenir las tecnoadicciones organizando conferencias y charlas en colegios,  empresas y centros sociales. En su página web puedes hacer tu propio diagnóstico contestándote a ti mismo una serie de preguntas.

Se trate de radiaciones, alergias o adicciones parece claro que la tecnología puede dañar nuestra salud, y complicarnos la vida que, en otros casos, nos hace más fácil.  Incluso cuando se trata de hacernos pruebas médicas como una radiografía o un TAC, el riesgo de padecer cáncer aumenta. Sin embargo, los avances tecnológicos también están siendo beneficiosos para nuestra salud. Siguiendo con el campo de la medicina, el robot Da Vinci, desarrollado originalmente por ingenieros de la NASA para llevar a cabo operaciones a distancia, es hoy un instrumento que permite a los cirujanos realizar las operaciones más complicadas con absoluta precisión.

En el video, Informativos Cuatro habla con la primera mujer incapacitada laboralmente por hipersensibilidad electromagnética. Vive cubierta con un traje de fibra de plata, una mascarilla y sin separarse de su medidor de radiofrecuencia.

 

Publicado en Viernes Digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s