Microcultura: nuevas tecnologías y redes sociales fomentan la cultura de rápido consumo

Relatos de 140 caracteres. Series para internet con capítulos de 3 minutos de duración. Fotógrafos que utilizan Instagram para subir sus imágenes a las redes sociales en apenas unos segundos y desde un iPhone. Certámenes de cortometrajes realizados con el móvil. Lo llaman “microcultura”. Las creaciones de siempre, pero en formato corto. Y puestos a buscar un culpable, todos los dedos apuntan a las nuevas tecnologías, a las redes sociales y a nuestro deseo cada vez mayor de consumir información de la manera más rápida posible. Sin esperas.

El diario EL PAÍS convocó el pasado verano un concurso de microrrelatos entre sus lectores: 163 de las más de 4000 historias que recibieron a través de Facebook, Twitter y correo electrónico fueron publicadas. ¿La extensión de los relatos? Igual o inferior a 140 caracteres, los mismos que permite escribir Twitter en cada tweet. Concursos aparte, la red de microblogging cuenta con una presencia activa de los microrrelatos, cuyo hashtag, #microrelatos, siempre está vivo en la red. Además, numerosos son los perfiles dedicados exclusivamente a la tarea de ilustrar a sus followers con estas historias cortas; por ejemplo, @microcuentos, @microPoesía, @breveces, @otrocuentocorto, @eldesapercibido y, sin ir más lejos, @microrelatos,  con una sola –r– porque, como bien indican en el perfil, era mucha casualidad que 2 erres se encontraran y se quisieran tanto como para estar siempre juntas. Lo más curioso es que muchos de estos perfiles, de autores desconocidos, cuentan con más de 60.000 seguidores.

Las series de ficción no se quedan atrás en la microcultura.  Hoy en día cualquiera puede hacer su propia serie y subirla a Internet. En la página seriesdeinternet.com se pueden ver más de 125 series, cada una de ellas con varias temporadas compuestas por capítulos de corta duración. Dependiendo de la serie, el capítulo puede durar entre 2 ó 10 minutos aproximadamente. Conclusión: puedes ver una temporada entera de una serie en menos de media hora. Una duración similar tienen las obras de teatro de las salas de Microteatro por Dinero: obras de menos de 15 minutos y para menos de 15 personas. Hay seis sesiones al día y el espectador paga 4€ por función. Puedes irte cuando te canses o quedarte a ver todas las obras. Prima la inmediatez, la rapidez. ¿Te sobran 15 minutos? Te pasas por allí, te tomas una cerveza mientras ves teatro, y te marchas.

Y si además tienes un iPhone y dispones de la aplicación Instagram, puedes inmortalizar ese momento con una foto y subirla a Twitter. Una actividad que, lejos de parecer un poco ‘cutre’, es realizada cada día por fotógrafos profesionales. Atrás quedaron los estudios de revelado o el mimo con el que se trataban las fotografías. Ahora sólo tienes que escoger uno de los filtros que ofrece Instagram y añadir la foto a tu cuenta de Facebook, Twitter o Flickr. Otro ejemplo de cómo los móviles han cambiado nuestra manera de entender la cultura  son los concursos de cortometrajes realizados con el móvil. Parece ser que al que quiera rodar un corto ya no le sirve la excusa de no disponer de una buena cámara: basta con una idea original y un teléfono. Uno de los objetivos de estos certámenes es el de fomentar las habilidades artísticas fusionándolas con las nuevas tecnologías, además de corregir el impacto negativo que tiene en la opinión pública el uso que hacen los jóvenes de estas herramientas de video.

En cualquier caso, aún desconocemos si la microcultura es sólo una moda pasajera o un antecedente de lo que está por llegar. Para unos, la cultura de los 140 caracteres es denigratoria para nuestra sociedad y nunca podrá compararse a las grandes obras literarias o las películas más destacadas de la historia del cine. Para otros, la brevedad para expresar algo que llegue a tocar  la fibra sensible del espectador es directamente proporcional a su dificultad. ¿Tiene lo inmediato que ser superfluo? ¿O podemos seguir haciéndole hueco a la microcultura?

Si eres de los que apoyan esta nueva forma de expresión y además quieres unirte a ella, aquí tienes algunas propuestas:

IV Concurso de cortos realizados con el móvil.

Más información en http://www.2minutosdecine.com/

Concurso de microrrelatos del festival de novela policiaca de Madrid, Getafe Negro.

Más información: http://getafenegro.com/edicion-iv/concurso/1/bases

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s